Por G-sus Miguel Colón y Meryland Cuevas 
Ha captado mi atención, que se haya formado un gran alboroto por las nuevas expresiones del presidente de los Estados Unidos Barack Obama quien también es  formal candidato a reelección a la presidencia. Sus expresiones vienen a tono con el cambio de mentalidad en la gente estadounidense, que en una pasada encuesta favorecía el matrimonio gay en un 57%.  
A pesar de que parezcan palabras sinceras, que nos entregan un poco de esperanza, me parece otra movida política para ganar popularidad en la nación norteamericana.
Esto ha traído a la palestra pública distintos  panelistas, personalidades de la isla a comentar sobre el tema. En realidad no me interesa escuchar que tienen que decir los políticos de mi isla, ya que vivimos en una cultura machista y patriarcal donde la salsa y el reggaeton machista reinan. Son estos los religiosos, los políticos, los de la doble moral, los de esa maldita moral de cartón.
La moral que se queda callada ante el maltrato, ante la ola criminal que arropa nuestra isla, la criminalidad que ataca a nuestras personas inocentes en la isla.  ¿Donde han estado los moralistas y fundamentalistas para atacar este bacanal que tenemos por sociedad?  ¿Cuantos asesinatos han ocurrido en este año y el año pasado? Cuando los políticos de este país han tomado posturas radicales sobre estos acontecimientos. No, no hablo desde ninguna postura político-partidista ni religiosa, hablo desde mi postura como ciudadano contribuyente que se preocupa por la forma en que veo como se distorsionan lo cerebros de esta isla.
¿Porque no critican las violaciones que ocurrieron contra las turistas mujeres, porque no lanzaron su ira contra el gobierno cuando abusaron de los derechos civiles y mostraron temerario abuso contra el sexo femenino? ¿Cuando hicieron una coalición contra la violencia? ¿Cuándo fue la última vez que denunciaron el maltrato que ocurre en sus vecinos hogares?  Me pregunto y digo, cuantos por ejemplo se ha puesto a criticar a las prostitutas, pero se han preocupado que sus hijas o hijos no tengan que recurrir a esto. 
Muchos se despotrican contra lo más fácil, lo que desconocen, contra la comunidad homosexual. ¿Cuando se han sentado a intentar conocer de lo que tanto hablan bazofia y que no entienden?
Es importante recalcar que las expresiones del presidente no son un endoso al matrimonio gay, simplemente él expresó creer que las parejas homosexuales deberían tener el mismo derecho al matrimonio.  De ahí, a que la posibilidad de que el matrimonio igualitario sea aprobado en la nación Americana tiene que pasar por otro proceso el cual puede tardar bastante tiempo, mientras aún exista en vigor la ley DOMA (Defense of Marriage Act o el Acta de Defensa al Matrimonio) a nivel Federal los matrimonios entre parejas del mismo sexo no son reconocidos, aun cuando son legales en sus respectivos estados.
Esto trae un punto muy interesante a discutir, ya que independientemente de la religiosidad que se le quiera imponer al matrimonio, la realidad es que ante la ley el matrimonio es una institución legal donde ambas partes firman un acuerdo y una unión de bienes.  Las personas del mismo sexo legalmente casadas, no tienen los mismos derechos debido a la prohibición que existe a nivel federal de reconocer los mismos. 
Es el caso de muchas personas que tienen propiedades, negocios y otros bienes a lo largo de su relación de pareja y son despojados de los mismos cuando uno muere.  Lo mismo sucede con beneficios como reclamar el seguro social del cónyuge, beneficios contributivos, de ser incluido en el seguro de vida o seguro medico patronal, derechos sobre custodia de los hijos, derecho a adoptar, entre otros beneficios que en estos momentos solo son exclusivos de las parejas heterosexuales legalmente casadas en la mayoría de los casos.
De igual manera, las iglesias tienen libertad de negarse a celebrar ceremonias matrimoniales de personas del mismo sexo si así lo entienden pertinente de acuerdo a su doctrina.  Pero eso no les da derecho a querer imponer sus creencias ante la sociedad en general, en el artículo II de la Carta de Derechos de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico se invoca “una completa separación entre iglesia y estado”.  Querer imponer creencias religiosas entre todos los ciudadanos de una nación es ilegal, anti-democrático e inconstitucional.  No todos los ciudadanos son creyentes o practican las mismas religiones, de igual modo, mientras se le sigan negando los mismos beneficios legales a alguna porción de la población y sigan tratados como ciudadanos de tercera categoría, estaremos viviendo en una sociedad desbalanceada y totalmente discriminatoria contra las minorías.
Así que es hora que se dejen de querer imponer su falsa moral y sus políticas “religiosas fundamentalistas” y se pongan a trabajar a favor de la justicia social, esto incluye reconocer que todos los ciudadanos tienen el mismo derecho constitucional y legal, de la misma forma que todos tenemos las mismas obligaciones sociales y con el estado.  Mientras esto no suceda seguiremos viviendo bajo la sombra de la injusticia.
Meryland Cuevas, is an Award-winning Latina Influencer, Content Creator, Brand Ambassador & Social Media Strategist. She is also a Certified Transformational & Assertiveness Coach, Public Speaker and Author. Let’s connect on Social Media, I promise you will always get good stuff from me.

“Dreams have no expiration date”

Facebook Comments
Let's stay in touch! Please like and follow me in these Social Networks. I hope you enjoy my posts and share them with your friends. Thank you
RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://otros20pesos.com/2012/05/13/la-doble-moral/
Share
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram