Por Meryland Cuevas – otros20pesos.com

Puede sonar un poco increíble, en el 1940 el famoso actor de películas silentes Charles Chaplin, escribió y dio este discurso al final de su memorable película “The Great Dictator”. Esta película fue la primera de Chaplin la cual era completamente hablada.  Su discurso ha sido considerado como uno de los más memorables que se hayan podido grabar en la historia.

Aunque los tiempos son diferentes, aún hay muchas de estas palabras que son tan vigentes como si las estuviera diciendo ahora mismo.  Antes los protagonistas y los oprimidos eran otros, pero las situaciones no son tan distintas a las que vivimos hoy día.

Quizás es un buen momento para escucharlo y ponerlo en práctica.  Ya vemos que 73 años después, todavía el mensaje puede ser tan inspirador y trascendental como lo fue en el momento que se grabó.

Te invito a compartirlo. 


 UN MENSAJE A TODA LA HUMANIDAD – Por Charles Chaplin, “The Great Dictator” 1940

 (la traducción fue hecha por mi. Al final del escrito hay un vídeo con la imagen y audio original del discurso)


Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Eso no es asunto mío. No quiero gobernar ni conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible; Judío, gentiles, negros, blancos. Todos queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos somos así. Queremos vivir con la felicidad de los demás, no por nuestra mutua desdicha. No queremos odiar y despreciarnos los unos a los otros. En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede proveer para todos. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero hemos perdido el camino.

La codicia ha envenenado las almas de los hombres,  ha atrincherado el mundo con odio, nos ha ocasionado vivir dentro de la miseria y el derramamiento de sangre. Hemos desarrollado la velocidad, pero nos hemos aislado. La maquinaria que da abundancia, nos ha dejado en la indigencia. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos, así como nuestra inteligencia, duros y crueles.  


Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y gentileza. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá. El avión y la radio nos han acercado entre sí. La propia naturaleza de estos inventos clama por la bondad en el hombre, clama por la fraternidad universal, por la unidad de todos nosotros.

Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de personas en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños pequeños, víctimas de un sistema que hace a los hombres torturar y encarcelar a personas inocentes. A los que puedan oírme, les digo “no se desespere.” La miseria que está sobre nosotros no es más que el paso de la avaricia, la amargura de hombres que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que se llevaron de la gente regresará al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá jamás.

¡Soldados! No se entreguen a bestias, hombres que te desprecian y te esclavizan. Quienes quieren regir tu vida, decirte qué hacer, qué pensar y qué sentir!.  Te entrenan, te alimentan,  te tratan como al ganado y te utilizan como carne de cañón!  No se entreguen a esos hombres no naturales — hombres máquinas con mentes y corazones de máquina! Ustedes no son máquinas! Ustedes no son ganado! Ustedes son hombres! Ustedes tienen el  amor de la humanidad en sus corazones! Ustedes no odian,  Sólo los que no aman sienten el odio, los aborrecidos y los inhumanos.

¡Soldados! No luchen por la esclavitud! Lucha por la libertad! En el capítulo diecisiete de San Lucas, está escrito “el reino de Dios está dentro del hombre”, no en un hombre ni un grupo de hombres, sino en todos los hombres! En ti! Ustedes, el pueblo, tienen el poder, el poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad! Ustedes, el pueblo, tienen el poder de hacer esta vida libre y hermosa, para hacer de esta vida una maravillosa aventura. Entonces, en nombre de la democracia utilicemos ese poder.

Unámonos todos. Luchemos por un mundo nuevo, un mundo decente que dará a los hombres la posibilidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a los de mayor edad una seguridad. Por la promesa de esas cosas, bestias han subido al poder. Pero ellos mienten! No cumplen lo que prometen. Nunca lo harán! Los dictadores se liberan pero esclavizan al pueblo! Ahora vamos a luchar para cumplir esa promesa!


Vamos a luchar para liberar al mundo! Para acabar con las barreras nacionales! Para acabar con la codicia, con el odio y la intolerancia! Luchemos por un mundo de razón, un mundo donde la ciencia y el progreso conducirán a la felicidad de todos los hombres.

Soldados, en nombre de la democracia, unámonos!





¿Que te parecen esas palabras? 


ACERCA DE LA AUTORA:

Meryland Cuevas Meryland Cuevas es bloguera, madre, poeta, narradora, aficionada de las redes sociales y comprometida con el activismo por la justicia social y la igualdad de los seres humanos. Amante del arte en todas sus expresiones, le encanta viajar, la fotografía y la gastronomía. Posee un bachillerato en Ciencias de Administración de Empresas así como estudios Graduados en Administración y Salud Pública. Sígueme en FACEBOOK y en TWITTER
Facebook Comments

Meryland Cuevas, is an Award-winning Latina Influencer, Content Creator, Brand Ambassador & Social Media Strategist. She is also a Certified Transformational & Assertiveness Coach, Public Speaker and Author. Let’s connect on Social Media, I promise you will always get good stuff from me.

“Dreams have no expiration date”

Let's stay in touch! Please like and follow me in these Social Networks. I hope you enjoy my posts and share them with your friends. Thank you
RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://otros20pesos.com/2013/03/08/un-mensaje-para-toda-la-humanidad/
Share
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram