Por Meryland Cuevas
Hicimos una convocatoria entre nuestros lectores para que nos contaran de sus situaciones personales relacionado al tema de los “tapes”. El famoso “tape” sucede cuando una persona tiene que fingir o involucrarse en una relación sentimental para ocultar su sexualidad delante de su familia, amigos, trabajo, iglesia, etc. Para no recibir rechazo ni discrimen.
Muchas veces hombres y mujeres,  por miedos y presiones externas tienen que recurrir a involucrarse en relaciones sentimentales con personas de su sexo opuesto o mantener una doble vida, para evitar ser señalados y marginados por su orientación sexual.  

Algunas de estas relaciones pueden ser planificadas o fingidas, entre amigos con pleno conocimiento, pero también es cierto que ocurren relaciones donde una de las partes no sabe que la otra esta utilizándole como un escudo protector en contra del ojo discriminatorio.  Esto puede resultar en sentimientos lastimados, relaciones desastrosas, hijos no deseados, rupturas difíciles, entre otras tantas situaciones no favorables.
Es muy triste que debido a la falta de aceptación dentro de nuestra sociedad, circulo familiar, afectivo o de trabajo, tengamos que sentir la presión de utilizar a otra persona para encubrir quienes realmente somos, la vida fuera menos complicada para muchos si viviéramos una sociedad más tolerante a las diferencias sexuales y donde reinara el respeto por la diversidad del ser humano.  Mientras esto no suceda, seguiremos escuchando muchas historias sobre los famosos “tapes”, aquí les compartimos algunas de las que nuestros lectores compartieron con nosotros, ¿te identificas con alguna?



Anónimo 1
Yo tuve una novia hace unos años, ella fue mi tape para que mi familia estuviese tranquila. Se quedó en casa, dormimos juntos, hasta “shows” de celos me hacía. Hoy lo pienso y me muero de la risa. Mis padres eran pastores de una Iglesia Pentecostal para ese momento la sexualidad fue un tema que nunca se toco en mi casa. Fue un tabú y poco a poco fui descubriendo quien era. Mi primer encuentro íntimo fue con una chica y no paso de tocarle los senos, después veía películas pornográficas y me excitaba el acto del hombre penetrando a la mujer. Con el tiempo pensé en probar con un chico, que fue un amigo de escuela y fue algo diferente. Realmente era algo inseguro pues me gusto y al mismo tiempo le temía.

Mi amiga, también de la Iglesia. Era la novia perfecta, al principio le dije para salir a cenar. “UN DATE” durante la cita, además de comer le dije que tenia que hablar con ella de algo que me estaba pasando pero solo quería que fuera entre los dos. Y ella solo me dijo: “No me digas que también eres gay”.  Su hermano es homosexual y creo que por eso me atreví preguntarle. Ella me propuso ser su novio hasta que estuviese seguro de lo que quería para mi vida y me aconsejó que no dijera nada de mi sexualidad hasta estar seguro. Después de eso salíamos a comer, al cine, al teatro, a las justas, a todas las actividades que quisiéramos. Recuerdo que un chico la llamó para decirle que yo la engañaba con un macho, que ella estaba con un maricón. Hoy en día seguimos siendo súper amigos y de eso ya van 11 años.
Anónimo  2
Yo tuve un tape a mis 17 años para conservar mi cargo de diácono y presidente de jóvenes de una iglesia pentecostal en Orlando, Fl. Lo que los pastores no sabían era que  su hijo menor y yo éramos parejita. El tenia su tape y yo el mio. Los pastores me arrendaron un estudio y pues como yo estaba bien metido espiritualmente y su hijo me “admiraba”, ellos dejaban que él se quedara conmigo casi todos los fines de semana y compartíamos como pareja. Al final la pastora se entero de mi sexualidad y pues me aconsejo, nunca me quito mis cargos, pero yo los entregue y me vine a PR. Renuncié a él por no perjudicarlo.
El y yo compartíamos con nuestras parejas mujeres, pero a lo más que llegábamos era a darnos besos de piquito pues por la religión creemos que no hay actos sexuales hasta casarnos. Con eso las convencimos para  no tener nada, todo lo manteníamos completamente oculto de la congregación y de ellas. El tape era para nunca crear la sospecha entre el y yo.
Anónimo  3
Si he tenido un tape y lo seguiré ocultando hasta que me sienta preparada mental y económicamente desde que soy joven adulta he tenido inclinaciones hacia las mujeres a pesar de que he estado con un hombre poco después estuve con una mujer aun no estoy definida totalmente pero me considero bisexual. He tenido que tapar mi bisexualidad con amistades y en el área de trabajo. Yo trabajo con una persona que aunque ella sabe casi mi vida no le he contado esa parte pues es una persona muy conservadora y que no estará de acuerdo con ello. Muchas veces le he dado pistas de mi vida en el cual le menciono que no quiero hijos, que no me voy a casar y ella siempre me dice que no, que uno no sabe lo que puede pasar en la vida.
Mis razones yo tengo, ha sido bien difícil para mi ocultar mi sexualidad delante de ella pues sé que no habrá la confianza, pienso que se creerá que yo me enamoraría de ella y sus padres no me querrán con ella pero me dan ganas de desahogarme pero no puedo pues es la única persona que me entiende, que me ha apoyado en todo hasta económicamente. Nos hemos compenetrado en todas las facetas, es una excelente persona. Se preguntarán ¿cuando me descubrirán? el día que tenga una profesión y esté fuera del país pues creo que en ese momento tendré la capacidad de asumir mis responsabilidades y de alejarme del rechazo,  porque sé que la primera que me rechazará es mi madre dirá que bien una hija puta y la otra pata que castigo me haz mandado Dios.
 
Anónimo  4
Nunca he tenido un “tape”, sin embargo muchos en la comunidad han dicho eso de mi. Soy bisexual, he estado casado y tengo una hija.  Del mismo modo he convivido, abiertamente, con mis parejas gay y transexuales como en un matrimonio.  Actualmente comparto mi vida con una transexual.

Cuéntanos ¿has tenido que recurrir a un tape o conoces de alguien que lo haya hecho para ocultar  su sexualidad? 





COMPARTE TU COMENTARIO

SE PARTE DE LA CONVERSACIÓN – DANOS UN LIKE AQUÍ 

ACERCA DE LA AUTORA:

Meryland Cuevas Meryland Cuevas es Bloguera, Coach de Transformación Personal, Conferenciante, Motivadora, Creadora de Contenido y reconocida Influyente en las redes sociales.  Comprometida con el activismo por la justicia social y la igualdad de los seres humanos. Amante del arte en todas sus expresiones, le encanta viajar, la fotografía y la gastronomía.  Sigue sus publicaciones en  FACEBOOK y en  TWITTER 
Meryland Cuevas, is an Award-winning Latina Influencer, Content Creator, Brand Ambassador & Social Media Strategist. She is also a Certified Transformational & Assertiveness Coach, Public Speaker and Author. Let’s connect on Social Media, I promise you will always get good stuff from me.

“Dreams have no expiration date”

Facebook Comments
Let's stay in touch! Please like and follow me in these Social Networks. I hope you enjoy my posts and share them with your friends. Thank you
RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://otros20pesos.com/2016/10/25/recurri-a-un-tape-para-ocultar-mi-sexualidad-y-evitar-el-discrimen/
Share
YouTube
YouTube
Pinterest
Pinterest
Instagram