“No podía pasar un día más sin ser sincera con ustedes, de estar escondiéndome, no por qué no hubiese querido, sino porque no me sentía preparada por miedo al rechazo...