Por Meryland Cuevas Estar sentada a pocos pies de distancia de tres Divas es algo que no se da todos los días, más aun tener la oportunidad de escucharlas contar...